Entradas

Biografías apócrifas: Poliperconte de Estagira

Muy poco es lo que podemos afirmar con seguridad de Poliperconte de Estagira, debido muy posiblemente a la damnatio memoriae a que fue sometido, pues las autoridades, tanto da que civiles o religiosas, no se contentaron con darle muerte, si es que tal hicieron, pues ni siquiera esto es seguro, sino que decidieron que su recuerdo debía borrarse de la memoria humana. Su vida y su doctrina han permanecido durante siglos sumidas en una oscuridad apenas iluminada por algunas vagas referencias contenidas en el Panarionadversus haereses, de san Epifanio de Salamina. Por ellas sabemos que desarrolló las mayor parte de su actividad en tiempos de Filipo el Árabe, el primer emperador cristiano según Eusebio de Cesarea, y que falleció, casi con seguridad ejecutado aunque no podemos descartar que lo asesinara alguno de sus seguidores, bajo Decio en el año 251 de nuestra era. Esto era todo hasta que algunos hallazgos casuales proporcionaron nuevas e interesantes informaciones. Me refiero, en prime…

La biblioteca

La biblioteca es un lugar encantado en el que miles de personajes mantienen, como crisálidas, un estado de vida latente, a la espera de que nuestra mirada rompa el hechizo y los transforme en espléndidas mariposas. Un libro nos conducirá a las heladas soledades del Gran Norte y otro a las ardientes arenas del Sahara. Tomemos uno cualquiera. Quizá el azar nos depare seguir a Marlow hasta el corazón de las tinieblas o deambular junto a Fortunata por el Madrid de nuestros bisabuelos; sufrir con Ana Ozores la asfixiante presión de hipócritas convencionalismos o vagar a la ventura, en busca de menesterosos y oprimidos a quienes ofrecer la ayuda de nuestro brazo; puede que recalemos en el hostil puerto de los lestrigones o que nos retenga la belleza de Calipso. Cada libro es un pasadizo que desemboca en un mundo distinto. Una vez que nos adentramos en él, comenzamos a escuchar el latido de otros corazones y a vivir experiencias que de otro modo nos hubieran sido negadas. Incluso, a menudo,…

La perla

John Steinbeck, cuya obra más conocida es Las uvas de la ira, publicó este breve y amargo relato en 1947. Es una historia sencilla. En las afueras de una pequeña ciudad mexicana sobreviven en míseras chozas unos indígenas, cuyo único modo de vida consiste en la pesca de perlas. Una mañana, Coyotito, un bebé hijo de Kino y de Juana, sufre la picadura de un alacrán. Los padres, desesperados corren con él hacia el centro. Tras ellos marcha toda la comunidad. Pero el médico se niega a atender a unos indios que obviamente no podrán pagarle y ordena a la criada que los despida. Aunque el niño parece tranquilo, la hinchazón se extiende y aparece la fiebre. Asustados, Kino y Juana suben con él a la vieja canoa heredada del abuelo y se adentran en el mar. Saben que solo tienen una oportunidad para salvar a su hijo. Hallar antes de que sea tarde una perla que el doctor considere lo suficientemente valiosa. En la primera zambullida, Kino encuentra una que sobrepasa toda  expectativa, la más gran…

La sala número seis

Recupero un comentario a una obra de Chéjov que escribí en julio de 2012 y que no había publicado en este blog
En estos primeros días de vacaciones, cansado aún por el ajetreo de final de curso y sin ánimo para enfrentarme a lecturas más profundas, he dado en despejar la mente retomando viejas narraciones ya casi olvidadas. Así, ha vuelto a mis manos un pequeño volumen de Chéjov, un conjunto de relatos, el más largo de los cuales, La sala número seis, alcanza una extensión que permite calificarlo como novela corta. Su brevedad no es óbice para que en ella se muevan personajes perfectamente caracterizados, capaces de transmitir no solo el ambiente de una época, sino también interrogantes perennes del alma humana. El clima opresivo de la pequeña ciudad provinciana alejada de las principales vías de comunicación, en la que los espíritus sensibles perecen ahogados por una omnipresente mediocridad, recuerda el de esa Vetusta en que la vida de Ana Ozores se marchita sin siquiera florecer.

A…

Intervención extranjera en la Guerra Civil Española

Conferencia pronunciada el 15 de abril en el Museo de la Ciudad (Móstoles)


Podemos afirmar sin temor a equivocarnos que pocos hechos ocurridos en nuestro país han despertado en el extranjero un interés tan apasionado como la Guerra Civil de 1936-1939. Esta, cuyo desencadenamiento obedeció a factores internos, se vio mediatizada y condicionada en su desarrollo y resultado por la actuación de las grandes potencias, la cual a su vez estuvo determinada por consideraciones estratégicas derivadas no solo de lo que en una primera aproximación podemos denominar intereses nacionales, sino también de simpatías ideológicas. En los años treinta aún se imponía la consideración romántica de la nación como la expresión política del pueblo, entendido a su vez como un ente supraindividual surgido de la noche de los tiempos y cuyo espíritu, Volkgeist, había permanecido inalterable a través de los avatares históricos. Es esta una concepción que en España perduró durante los años de la dictadura. Aquell…